Seleccionar página

Querer caer bien… ¡es normal y humano! 

A tod@s nos importa, en mayor o menor medida, lo que los demás opinan de nosotr@s. En general, nos preocupa caer bien. Y es que no sólo eso: la opinión externa puede hacernos más conscientes de ciertas cosas que hacemos mal y puede así ayudarnos a mejorar.

Pero, muchas veces, «la esclavitud del qué dirán» hace que perdamos parte de nuestra esencia y autenticidad, actuando en busca de la aprobación externa y sufriendo cuando no la tenemos. A veces, incluso, ¡sin darnos cuenta de ello!

Hagas lo que hagas, siempre va a haber gente que no te apruebe.

Reflexiona… ¿qué cosas harías diferente si supieras que a todo el mundo le iba a parecer bien? ¿Qué dejarías de hacer, y qué harías a cambio? ¿De verdad vas a renunciar a la vida que quieres por lo que los demás puedan pensar, mientras ellos sí viven a su manera?

Ten en cuenta que… 

🌸   Hagas lo que hagas, siempre SIEMPRE va a haber gente que no te apruebe. 

Lo que a alguien le parece bien inevitablemente a otra persona le parecerá mal. Lo que a alguien le parece valiente a otra persona le parecerá temerario. Lo que a unos gracioso a otros ridículo, y viceversa. Esa persona inteligente y culta a quien admiras seguro que para mucha gente es pedante y aburrida. ¡Gustar a todo el mundo es irreal, imposible! ¿O es que acaso a ti te gusta todo el mundo? 

🌸  Los demás están menos pendientes de lo que haces de lo que tú crees. 

Esos “jueces” externos que crees que van a pensar algo de ti, en realidad… ¡están más preocupados por lo que la gente piensa de ellos que de lo que tú haces! Puede que en algún momento te juzguen o te valoren, pero no dedicarán mucho más tiempo a pensar en ello. 

🌸   En algunos casos, lo que los demás opinan de ti depende muy poquito de ti y mucho de cómo son ellos. 

Un persona criticona «querrá ver» actos criticables en lo que hagas, y no hay mucho que puedas hacer al respecto. Quien te quiere bien, sin embargo, siempre buscará entenderte, no juzgarte.

¡Sé auténtic@!

Por todo ello, aprende y crece con lo que los demás te digan, pero sin que ello se convierta en una fuente de sufrimiento y de condicionamiento de tu felicidad. 

¡No dejes que el «qué dirán» te impida llevar la vida que te va a hacer feliz!  

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial