Seleccionar página

 

Y es que antes o después, tocarán días en los que lloverá. Pequeñas gotas, o grandes tormentas. ¿Y qué podemos hacer ante eso?

Lo primero, entender que vivimos, y sólo por ello nos toca mojarnos. Peor sería no tener esa oportunidad… ¿no crees?

Piensa también que, al igual que las tormentas de verdad, las de la vida acaban pasando. Quizás te dejen empapad@, pero pasan, y de alguna manera conseguirás secarte.

Sabiendo todo ello, y, sobre todo, para esas pequeñas lluvias del día a día… aprende a llevar el buen tiempo dentro de ti.

Que tú mism@ seas tú mejor cobijo.

💛 Que cuando haya una bronca, encuentres serenidad dentro de ti para afrontarla con buena actitud y tranquilidad.

💛 Que cuando alguien se enfade contigo, tengas la paz interior para mirarte con autocrítica y reconocer algo de lo que te dicen, que es la mejor manera de apaciguar a esa persona.

💛 Que cuando alguien no actúe como te hubiera gustado, sonrías y aceptes que no tenía por qué actuar a tu manera… sino a la suya.

Porque… seguro que en días lluviosos tienes toda la razón para ponerte de mal humor y llover por dentro tú también.

Puedes enfadarte con esa persona que se comporta “mal” y con el mundo. Pero de verdad piensa: ¿qué consigues lloviendo en tu interior? ¿Para qué amargarte? ¿Por qué no eliges respirar, sentir la suerte de existir, y sonreír?

Sí, suena a tópico imposible pero… ¿has probado a intentarlo? Te aseguro que es posible afrontar las pequeñas lluvias con un sol interior.

🍁Hoy, pruébalo. Afronta tu día con serenidad y felicidad interior.🍁

Sigue nuestra cuenta y si te gusta ¡háznoslo saber!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial